NESTING

A Cosy Lifestyle

Por Camila Galfione

Salir a comer y preparar una cena en casa con amigos, son dos programas absolutamente opuestos. El primero implica menos preocupación, a veces arreglarnos un poco más, no extendernos demasiado en la sobremesa y menos intimidad. Por lo contrario, el segundo es un plan un tanto más íntimo y generalmente informal, en el cual no tenemos que estar preocupándonos por desocupar la mesa al terminar de comer e, implica tiempo y dedicación por parte del anfitrión para recibir a sus amigos en casa.

Tener un hogar acogedor para invitar a nuestros seres queridos con una rica comida casera, puede parecernos algo muy común a los uruguayos pero, en otras partes del mundo, es una tendencia que recién empieza y se llama nesting.

Este movimiento invita a las personas a convertir sus casas en un verdadero hogar, a disfrutar más de nuestro sofá, leyendo un libro con una manta y una rica taza de té y, a dedicar parte de nuestro tiempo a personalizar el espacio en el que vivimos. Propone quedarnos en casa el fin de semana e invitar a nuestros amigos a pasar un buen rato en nuestro nido, en vez de salir a comer.

Toda tendencia viene de la mano de un estilo que seduce a las personas a seguirla. Las mesas rústicas de madera, las camas desarregladas, muchos almohadones sobre los sillones y un espacio minimalista con una fuerte presencia de grises y blancos, forman parte la estética del lifestyle que propone el nesting.

No se puede cambiar la decoración de nuestro hogar cada vez que cambian las tendencias en decoración, pero sí, podemos tomar algo de cada una.

Darle nuestro toque personal a los ambientes, arrojar algunas mantas sobre el sofá y animarnos a recibir a nuestros amigos en el lugar que vivimos, parece una propuesta viable, genuina y gratificante.

Julio, 2017.