HACER TU JEAN...

Levi´s Tailor Shop

Hacer de un jean, TU jean.  

Esta semana pasamos por el Tailor Shop de Levi’s en Punta Carretas Shopping y entrevistamos a Maite Rodríguez, experta en customización de prendas, con el fin de contarles cuál es la metodología y la filosofía de este espacio.

Con veintitrés años, Maite Rodríguez está a pocos pasos de recibirse como Diseñadora de Modas en el Centro de Diseño y trabaja en Levi’s “tuneando” prendas. Toda la vida le apasionó el dibujo y la pintura. Prefiere los jeans negros a los azules, los tiro alto a los tiro bajo y los holgados a los ajustados. Es una aficionada por la customización, sin embargo, opta por jeans sin alterar a la hora de vestirse. El concepto de reciclaje y el significado del estilo personal, son dos temas que domina.

El Tailor Shop de Levi’s es un espacio, en el mismo local del shopping, que brinda la posibilidad de personalizar ropa de la marca. Uno puede comprar una prenda en la tienda y intervenirla en el momento o, puede llevar un Levi’s de su ropero para renovarlo. Está abierto los martes de 18 a 21 hs y de miércoles a domingos de 15 a 21 hs.

Maite Rodríguez se encarga de asesorar a los clientes y de realizar la alteración una vez definida la idea en conjunto. Bordados, tachas, dibujos, desgastes, pinturas, tajos, ojales, agujeros y parches, todo es posible de hacer en el Tailor Shop.

Hay prendas que nos duran pocos meses, contrariamente, un par de jeans nos pueden durar años. Por eso, la idea en este espacio es llevar propuestas que trasciendan las tendencias y que acompañen con vigencia la larga vida del jean en el que se plasmarán. Lo que es tendencia dura poco y aplicarlas sobre una prenda sólo acorta su vida, lo que sería un pecado en un jean de Levi’s.

Maite enfatiza la idea de “apropiarnos” de nuestra vestimenta. Cuenta que su objetivo es que el cliente pueda llevarse una pieza única y que cuente un pedacito de su historia. Remarca que las cosas que nos gustan y nos representan, nunca pasan de moda.

La diseñadora nos contó increíbles historias acerca de clientes inesperados. “Un día entró un señor grande y muy elegante al local. Cuando se acercó a mi asumí que quería reparar un agujero en algún pantalón. De pronto, me asombró sacando el dibujo de un ave fénix de su bolsillo, que quería pintar sobre su campera. Me contó que lo tenía también tatuado porque se sentía sumamente identificado con el animal. Fue totalmente imprevisible. Los clientes que me sorprenden son por lejos mis preferidos. ”

Contó que una vez llegó un joven con cientos de tatuajes y crearon una pintura combinando varios de ellos en la espalda de su campera. También recordó otra vez que llegó una niña de doce años sin mucha idea sobre qué hacer y le propuso volver en una semana con imágenes que la identificaran. La niña regresó la semana siguiente habiendo reflexionado en dos preguntas fundamentales: ¿Qué cosas me gustan? ¿Cuáles me representan?

La filosofía del Tailor Shop propuesta por Rodríguez es “hacer de una prenda, tu prenda”, crear algo que hable de uno y que sea tan único e innovador, que sólo tenga sentido en la persona a quien representa. Que sea algo que trascienda “lo que se usa” y que dure por siempre. 

 Por Camila Galfione

Octubre, 2017.